domingo, 24 de marzo de 2013

Roscos de naranja

Es tiempo de dulces caseros, pero estos roscos los hago varias veces durante el invierno y siempre salen muy buenos.
Ahí van.


Ingredientes:
  •  4 huevos
  • 1 vaso y 1/2 de azúcar
  • 1 vaso de aceite de oliva virgen extra
  • 1 vaso de zumo de naranja
  • 3 paquetes de levadura
  • 2 flanín El Niño
  • Ralladura de 5 limones (solo la parte amarilla)
  • Un poco de canela
  • Pizca de sal
  • 1 kg. harina repostería
Para el almíbar: 1 copa de aguardiente,1 y 1/2 vaso de agua, 5 ó 6 cucharadas de azúcar.
Hervir y dejar enfriar para bañar los roscos.




                                                           Modo de hacerlo:
Separar las yemas de las claras.
Las yemas se ponen en el recipiente ( de cerámica o cristal) donde vayamos a hacer la masa.
Las claras en un bol aparte para montarlas mas adelante.

Batimos las yemas con el azúcar hasta quedar espumosas y blanquecinas.


Incorporamos el aceite de oliva y la pizca de canela. Removemos suavemente.


 Ahora le toca a la ralladura de limón y el vaso de zumo de naranja.
Seguimos removiendo suavemente.



Con ayuda de un colador agregamos el flanín y la levadura para que vaya haciendo su trabajo...Removemos suavemente.....


Montamos las claras con una pizca de sal. El recipiente debe estar seco y limpio, sin ninguna gota de yema porque no montarían bien. Integramos las claras de forma envolvente para que la masa quede esponjosa.


Por último, vamos echando la harina, poco de cada vez, con la ayuda de un colador.
La integramos de forma envolvente.

 

Esta es la consistencia de la masa pero va cogiendo mas cuerpo enseguida.Practicamente se lleva el kilo de harina. Mojar las manos en aceite, hacer una bola pequeña de masa. Con el dedo índice hacer un agujero en el centro, agrandarlo un poco y ya tenemos el rosco sin pegadura.


Se hace el rosco y se fríe de inmediato, sin dejarlo en espera porque se deformarian.

El aceite no debe estar muy caliente, sin humear y los roscos tienen que flotar.
Necesitan su tiempo para que se inflen.


Escurrir en papel absorbente. Dejar enfriar.
Una vez fríos introducir los roscos en el almíbar, de uno en uno y brevísimamente.
Dejar escurrir de nuevo en papel absorbente y espolvorear con una mezcla de azúcar y canela. Es conveniente poner en un recipiente el azúcar ( 1 vaso) y la canela (2 ó 3 cucharadas) para mezclarlos. Rebozar el rosco y escurrir el azúcar sobrante.
Listos.




La misma masa en forma de bollitos

3 comentarios:

  1. Peñita hija, que pinta tienen, están de lujo... los voy a hacer, pero menos cantidad, dividiré por dos ... ya sabes que si nó me como sola el kilo de harina.......¡¡ pecado mortal. Ana G.G.

    ResponderEliminar
  2. Tu no pecas pòrque eres un cielo. Animate a hacerlos que salen muy ricos y duran mucos días tiernos.M Peña

    ResponderEliminar
  3. Doy fé de que están buenísimos. He probado los de la autora y luego los he hecho yo también. Evidentemente, están mejores los de la dueña.

    ResponderEliminar

Gracias por participar.